(Erótica Vegetal)

Cuando pinto ofrezco una visión de mi mundo. He tratado de hablar de la vida que se puede encerrar en lo vegetal, contraponiéndola como he hecho con mis fondos a la dureza de lo mineral. Me apeteció indagar en otros lenguajes, pensando en el diálogo oculto que se da entre lo blando y lo duro, lo amable y lo ofensivo, el egoísmo y la generosidad, el poder y las emociones.

Creo que en mi trabajo ofrezco una visión del mundo, confiado pero no ingenuo. Me parece que da cuenta del gozo de vivir.

Damaris Montiel